La moda mata. Firmado, Moschino

La moda mata. Firmado, Moschino

Jeremy Scott nos presentó su nueva colección otoño-invierno 2016 para Moschino sobre la pasarela de Milan el pasado 25 de Febrero dejando a más de uno atónito con claras referencias y efectos del tabaco.

 

Un escenario barroco para Fashion Kills. Alfombras superpuestas, marcos dorados, un piano y chandeliers descolgados del techo. Scott no decepciona, superposiciones, guantes de cuero hasta los codos, boinas, grandes gafas de sol y largas capas. Prendas con inspiración motera, de mucho carácter y con fuerza para la mujer de hoy.

Quizás la palabra que mejor define la marca en la actualidad es irreverente. Moschino se atreve con todo. Un vestido con cadenas simulando una calavera, sí. Pendientes con forma de cigarrillo, también. Pero ahí no termina la cosa, estampados en faldas y bolsos con una cajetilla de tabaco es el inicio de algo que no nos dejará indiferente.

Lo que parece una clara apología al tabaco termina convirtiéndose en toda una crítica. Camisas, faldas e incluso americanas completamente consumidas como un cigarrillo. Modelos de mirada oscura y penetrante luciendo grandes tocados con vestidos roídos, simulando el humo y los efectos negativos de fumar.

La guinda del pastel: un chandellier hecho vestido, una bailarina que echa humo (literalmente) y un vestido con teclas de piano pegadas. Las modelos de Moschino saltan, bailan y hacen morritos ante la cámara. La marca demuestra así su mirada diferente, desvergonzada, fresca y sólo apta para las más atrevidas.

Artículo de Irmina Merino Vidal para TrendsMag.

_MOS0789

_MOS0857

_MOS1523

CONTENIDOS RELACIONADOS