Gràcia, uno de los barrios más hipster de España

Gràcia, uno de los barrios más hipster de España

El barrio barcelonés de Gràcia ha sido incluido en la selección del blog de GoEuro como uno de los más especiales de España.

 

 

El barrio barcelonés de Gràcia ha sido incluido en la selección del blog de GoEuro como uno de los más especiales de España. No es para menos. Le acompañan en ese honor otros como Barrio Húmedo (León), Malasaña (Madrid), Ruzafa (Valencia), Malagueta (Málaga), Monte Alto (A Coruña), Las 7 Calles (Bilbao), Río de la Pila (Santander), Laurel (Logroño) y Casco Viejo (Toledo).

Volviendo a nuestro protagonista, Gràcia destaca por ser un reducto de símbolos y tradición incrustado en el Ensanche barcelonés. El hecho de haber sido en su día un distrito apartado de la ciudad ha comportado que en la actualidad haya seguido su propio ritmo a todos los niveles. Hoy en día es un barrio al alza que a su vez rompe con el esquema del resto del espacio urbano. De hecho, muchos se atreven a portar la leyenda en sus camisetas de que ‘Gracia Is Not Barcelona’.

Uno de sus encantos está en sus plazas, donde se concentra todo el bullicio de la zona. Pequeños puntos neurálgicos de los que está repleto el barrio y donde es factible encontrar una terraza, ir al cine o jugar una partida de ping-pong al aire libre, entre muchos otros pasatiempos. En ese sentido, destacan plazas como la de la Vila de Gràcia, la del Nord, la de Virreina o la del Diamant.

Además guarda todo ese encanto de los barrios hipsters, donde lo mismo encontramos una librería de segunda mano como una barbería, pasando por el estudio de un tatuador o una tienda de helados ecológicos. Del mismo modo, también es factible ir de compras a comercios como Oslo o Boo y restaurantes como Somodó y Pepa Tomate.

Aunque dos factores destacan siempre para el gran público. Por un lado, sus fiestas mayores, que son siempre a mitad de agosto y atraen a miles de personas que quieren pasarlo bien en sus engalanadas calles. Y es que los vecinos se reúnen durante meses antes para conseguir el mejor decorado. Si Gràcia es un entorno que prácticamente nunca duerme, esa cualidad se hace más pronunciada si cabe en esa semana festiva.

El otro gran valor del barrio está en su extremo norte. Cuando las calles dejan de estrecharse y unas pronunciadas subidas hacen de hilo conductor con la montaña, aparece el Parque Güell, una de las obras maestras de Antoni Gaudí. Bien conocida es la ascendencia de este artista del modernismo en la Ciudad Condal. Y es que este rincón combina a la perfección los espacios verdes con todo el patrimonio del autor. Una visita allí se antoja primordial, puesto que allí se descubre parte muy importante de la esencia de la Ciudad Condal.

En definitiva, Gràcia se ha hecho imprescindible en Barcelona por un motivo muy claro. Y es que tiene vida propia. Todo lo que se forja en sus rincones le confiere un brillo especial.

CONTENIDOS RELACIONADOS