“Cada paja es un aborto” de Lucía Egaña Rojas

“Cada paja es un aborto” de Lucía Egaña Rojas

“Cada paja es un aborto” es la primera exposición de Lucía Egaña Rojas. 24 collages de pequeño formato invaden los escasos metros cuadrados que ocupa El Palomar (C/Elkano 43Bis Ático) con el único proposito de invitar al espectador a la reflexión sobre el significado de aquello a lo que, con el tiempo, se le ha quitado importancia: la masturbación y la pérdida de recursos que esta atañe.

El método del collage acarrea una metáfora en cuanto el origen de los materiales que lo componen y el ánimo que lucra a la exposición. Las 24 obras de pequeño formato fueron realizadas a partir de fragmentos de fotos de DNI encontrados frente a una guardería que ya no existe. Otras obras de formato medio se ejecutaron con fragmentos de fotografías de orígen médico tomadas a genitales y recortes de una de las revistas más importantes de la industria pornográfica: Private.

El Palomar cuenta con un “refill” casi tóxico, dotado de obras escultóricas utilizando fluidos sexuales en la elaboración de diferentes panes que incluirán en su masa el asco y la amenaza y que deberán ingerir los visitantes. Aquellos que no sean ingeridos, serán dados a las palomas.

Con esta exposición observamos que la posición de Egaña es más cercana a lo experimental que a lo académico y que el activismo feminista tiene un gran papel que operar en su obra.

imágenes de la página de Facebook del evento.

CONTENIDOS RELACIONADOS